El papel de la mujer en el cannabis medicinal, por Paola Pineda

La planta de cannabis ha acompañado al ser humano a través de la historia. Ser catalogada como una sustancia peligrosa es una construcción reciente asociada a fenómenos políticos y económicos muy lejanos de un verdadero sustento científico. Pero gracias a la decisión valiente de madres de niñas y niños con condiciones neurológicas de difícil manejo, […]

La planta de cannabis ha acompañado al ser humano a través de la historia. Ser catalogada como una sustancia peligrosa es una construcción reciente asociada a fenómenos políticos y económicos muy lejanos de un verdadero sustento científico.

Pero gracias a la decisión valiente de madres de niñas y niños con condiciones neurológicas de difícil manejo, que no encontraron respuesta en los medicamentos convencionales, la planta ha despertado un interés en varias partes del mundo.

Los resultados de la investigación de grupos académicos alrededor del mundo, que permitieron aislar los cannabinoides de la planta, y posteriormente el sistema endocannabinoide en todos los vertebrados y algunos invertebrados son la base para el entendimiento de esta herramienta terapéutica.

El papel de las mujeres en este camino ha sido fundamental, como pacientes, como madres, hijas, hermanas, amigas, jardineras, activistas e investigadoras en áreas preclínicas y clínicas. Hoy es más fácil como mujer desempeñarse en diferentes áreas del conocimiento. No siempre fue así. Gracias al compromiso y a la lucha por la equidad que emprendieron grandes mujeres a través de la historia las cosas han cambiado.

Es muy interesante que muchos de los referentes a nivel mundial en materia de cannabis medicinal sean  mujeres. En muchos rincones del mundo, se conservan vestigios de la inequidad de género y del machismo, lo cual implica, como mujer, un reto mayor. No en vano la planta que provee de medicina  es la hembra, teniendo una simbología muy interesante.  

Como mujeres debemos garantizar el respeto por el trabajo que hacemos, fortalecer diferentes líneas de investigación, trabajar en equipo incluyendo la voz de todos. Recordar siempre que para que esta industria avance y beneficie a muchos, los cimientos deben ser armoniosos, desponjandonos de tantos egos. Trabajando de la mano con todos aquellos que lo arriesgaron todo cuando el panorama regulatorio estaba incierto.

Recordando día a día que la razón de ser son los pacientes, grandes maestros, y que de la mano de ellos podemos construir un mundo más agradable.

Comunicador social y periodista de la Universidad de la Sabana y Máster en Periodismo y Comunicación Digital de la EAE Business School en Madrid, España. En más de tres años en el mundo laboral, he trabajado como periodista en radio, prensa escrita y medios de comunicación online. Además, también me he desempeñado como community manager creando engagement entre las empresas y sus comunidades digitales.