Juan Lock: “El cannabis recupera la empatía entre médicos y pacientes”

Juan Augusto Lock es un médico que ayuda en Perú a las madres de Buscando Esperanza que han encontrado en el cannabis medicinal un alivio a la enfermedad de sus hijos

0
Juan Lock, el médico peruano que ha recuperado la empatía con los pacientes gracias a su ayuda a las madres de Buscando Esperanza

Juan Lock es un médico peruano con siete años de experiencia en la profesión. En 2015 descubrió de verdad el cannabis medicinal. Era la continuación de un camino que comenzó como usuario recreativo y que le está proporcionando grandes satisfacciones profesionales y personales. Frente a la frialdad que se impone a veces en la atención sanitaria, Lock cree que su ayuda a los pacientes con cannabis le ha ayudado a recuperar la empatía. Atendió a Cannapp en ExpoMedeweed.

-¿Cómo descubrió el poder medicinal del cannabis?

-Yo empecé consumiendo cannabis de forma en la Universidad. Me di cuenta de que me dormía mejor, aunque todavía no tenía conocimiento de lo que era la sativa, la indica, THC, CBD… solo que con algunas dormía mejor y con otras no. Ahí comenzó mi investigación, hasta que hace año y medio un médico español, el doctor Javier Pedraza, fue a Perú a dar una charla sobre cannabis medicinal. Ahí conocí a las mamás del colectivo Buscando Esperanza Perú, con hijos que sufren epilepsia refractaria. Hicimos un nexo, un lazo fuerte, ahora somos amigos, hermanos. Veo a los pacientes de la asociación en Lima, son más de 200 personas asociándose, con múltiples patologías, desde dolores hasta epilepsia, Parkinson, Alzhéimer. En realidad son un sinfín de patologías y pacientes que se están involucrando más y más, metiéndose más en el autocultivo y en el cultivo colectivo. Eso es muy bueno.

-¿Trata todas las enfermedades para las que el cannabis puede servir? 

No te imaginas cuántos pacientes van. Recién se ha aprobado la ley en mi país. Hay muchas personas que lo necesitan. Más que todo niños con epilepsia que no responden a ningún tratamiento. Veo niños con todas las patologías que necesitan cannabis. Los médicos en mi país no apoyan mucho el cannabis medicinal, le dan la espalda a los pacientes y ahí es donde entro yo.

-¿Qué le diría a esas personas que ven un estigma? ¿Cómo lo estudia y lo trata?

-En realidad es un estigma. Todo sobre el cannabis medicinal es una invención, ya sabemos la historia de los años 30 en Estados Unidos, pero sabemos que es una planta maravillosa, lo utilizan desde hace ya 4.000 años los chinos porque su potencial medicinal es inmenso gracias al sistema endocannabinoide que tenemos en el cuerpo. Y que no le tengan miedo, ni al THC ni al CBD ni a ningún cannabinoide, porque todos se potencian al estar juntos. Necesitamos la planta completa, no sacar compuestos, porque no funciona igual.

-¿Tiene algún caso de Lima o de Perú que pueda contarnos que le haya impactado especialmente?

En realidad hay muchos, pero más que todo se me viene ahora una paciente que ya era una amiga y lamentablemente falleció porque tenía un cáncer muy avanzado, pero estamos seguros de que le ayudamos un montón. Los médicos le dieron un mes de vida y ella estuvo nueve meses con nosotros. Aprendió a cultivar, aunque no llegó a consumir sus propias flores. Fue bien loco, porque ya no era solo paciente, íbamos a visitarla casi todos los días a su casa. También se trata de eso, de cambiar la calidad de vida y la relación médico-paciente, que no está muy buena ahora. Ha bajado la empatía. Y con el cannabis estoy recuperando eso y espero que otros médicos también lo hagan, que se metan en esto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí