Las cinco preguntas para diferenciar el cannabis indica y sativa

0
Las hojas de cannabis sativa se caraterizan por su delgadez frente a las indica
Las hojas de cannabis sativa se caraterizan por su delgadez frente a las indica

Algunas de las grandes dudas de los consumidores de marihuana tienen que ver con la dificultad para diferenciar variedades. Las diferencias son notables entre los tipos de plantas de cannabis indica y sativa, así que vamos a clarificarlas desde cinco puntos de vista.

¿Dónde se producen?

La indica procede de la zona central de Asia, de los países que se congregan en torno a la cordillera del Hindi Kush (el norte de la India, Pakistán, Afganistán) y también de una área más oriental en Nepal y el Tibet.

Por su parte, la sativa es propia de lugares cálidos y húmedos como Jamaica, Colombia, México, Tailanda o la zona sur de la India.

¿Cuánto tardan en crecer?

Cabe distinguir entre el proceso de floración y el proceso total, incluyendo el crecimiento vegetativo anterior. Las indicas florecen más rápido, en un margen de entre 45 y 60 días, mientras el tiempo estimado para las sativas va de 60 y 90 días. Sin embargo, aunque las sativas necesiten más semanas, comienzan a florecer antes, por lo que el tiempo total desde la plantación hasta la recogida se iguala.

¿Qué diferencia su aspecto?

La plantas marihuana de tipo sativa necesitan más semanas de floración pero también alcanzan una mayor altura, de entre tres y cinco metros, por lo que conviene cultivarlas al aire libre, mientras las indicas no superan los dos metros.

Otra diferencia notable reside en que las sativas suelen tener hojas delgadas y producir cogollos grandes aunque de menor peso; mientras las indicas se caracterizan por hojas cortas y cogollos más pesados.

¿Qué efecto tienen?

Las indicas producen un efecto más sensitivo y las sativas, más psicoactivo. Si cuando consumes marihuana sientes que tu tacto, tu gusto o tu audición se desarrollan, que estás más relajado e incluso te entra el sueño y no te apetece moverte del sofá, probablemente hayas consumido indica. En cambio, el cannabis sativa es más adecuado cuando buscas el subidón, la energía, las risas, la complicidad y también cuando quieres ponerte creativo y que las musas te visiten.

¿Cuál es la más adecuada para cada problema de salud?

En su vertiente medicinal, el cannabis sativa es adecuado para las náuseas, la migraña, la depresión, la ansiedad y el estrés, mientras la variedad indica, precisamente por su carácter relajante, funciona mejor para el insomnio, los temblores, espasmos, dolores o falta de apetito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí