Marihuana medicinal para la depresión causada por estrés

Se recomienda el uso de cepas de marihuana sativas e híbridas con altos niveles del cannabinoide canabidiol (CBD) y bajos de tetrahidrocannabidiol (THC).

0
Cannabis medicinal puede ser una posible solución para la depresión
Cepas con alto porcentaje de CBD pueden servir para tratar la depresión

Mucho se ha hablado en los círculos pro marihuana sobre cómo el cannabis puede llegar a tratar la depresión. Si bien no hay información concluyente (estudios difieren sobre la efectividad de esta para aliviar los síntomas de la depresión y el peligro que puede llegar a causar en personas que abusan de ciertas cepas con altos contenidos de THC), es claro que, con un consumo consciente, y teniendo en cuenta las recomendaciones de los expertos, se puede llegar a tener efectos benéficos en pacientes depresivos.

Un poco de Anatomía y Química para empezar

El sistema límbico en el cerebro, es el responsable del procesamiento de las emociones, comportamientos, motivaciones y memoria a largo plazo. Se sabe que el estrés afecta la generación de células nerviosas en el hipocampo, uno de los órganos dentro del sistema límbico más incidentes en la depresión.

El daño generado producto del estrés en el hipocampo, puede disminuir la capacidad de este órgano, de convertir experiencias a corto plazo, en memorias a largo plazo. Esto imposibilita que los recuerdos negativos que pueda llegar a tener una persona depresiva, se vean reemplazados por memorias felices (proceso conocido como neurogénesis), de la manera en que ocurre normalmente en personas sin daño en el hipocampo.

Hay buenas noticias: una solución natural

El sistema límbico, a su vez, tiene un subsistema de receptores dentro de sí: el sistema endocannabinoide. Este es el responsable de promover la homeostasis (condición interna estable y regulada independiente de los cambios que sucedan en el exterior), dentro del sistema límbico y además del procesamiento de cannabinoides asociados con estados de ánimo de felicidad, tranquilidad, armonía e incluso euforia.

La exposición a sensaciones de estrés prolongado o estrés crónico, puede causar una caída en la producción natural de cannabinoides, que a su vez genera un deterioro del sistema endocannabinoide y termina perjudicando el equilibrio del sistema límbico, incluido el órgano del hipocampo. Estudios en ratas demuestran, que la ingesta de marihuana terapéutica, con los cannabinoides que esta puede llegar a tener, puede mejorar la neurogénesis reduciendo los síntomas de la depresión, además de reemplazar los cannabinoides no producidos a causa del estrés.

Se recomienda el uso de cepas de marihuana sativas e híbridas con altos niveles del cannabinoide canabidiol (CBD) y bajos de tetrahidrocannabidiol (THC), además de un consumo moderado, en especial para aquellas personas que no son consumidoras frecuentes de cannabis. Consumiendo este tipo de cepas bajas en THC, se reduce el riesgo de efectos secundarios como la psicosis, en el peor de los casos, o de un incremento en la ansiedad en los pacientes.  

En pocas palabras

Con un consumo educado y moderado de cepas de marihuana que estén comprobadas que reducen los síntomas de la depresión, se puede estimular a nivel cerebral, aquellas sustancias y órganos responsables de la generación de sensaciones de satisfacción felicidad, memorias agradables, etc. Esto, particularmente con la depresión causada por episodios de estrés o estrés crónico, en el resto de casos, aún hace falta más información y estudios científicos sobre el tema.

Para terminar

Con lo anterior no se debe asumir que los pacientes que sufren de depresión, deben cambiarse inmediatamente al cannabis medicinal y dejar todo su tratamiento de un día para otro. Lo que recomiendan los expertos en la materia, es que se debe probar qué combinación de tratamientos, sumado al consumo de cannabis es lo que mejor funciona para cada persona.  

Además, es recomendable que los pacientes depresivos mantengan sus sesiones de psicoterapia, ya que los efectos del cannabis, pueden verse estimulados positivamente por situaciones donde el paciente tiene la oportunidad de exteriorizar sus emociones a personas que saben cómo lidiar con estas de manera profesional.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí