La norma sobre cannabis medicinal no autoriza el autocultivo
La norma sobre cannabis medicinal no autoriza el autocultivo

El cannabis medicinal es ya una realidad para los paraguayos. Tras la sanción de la Ley nº 6007 por parte del presidente Horacio Cartes el pasado 8 de enero, comienza la elaboración del reglamento que desarrollará el cultivo, la producción, el consumo, la comercialización y la investigación de la marihuana con fines terapéuticos y científicos.

Los paraguayos se suman así a sus vecinos regionales, Brasil, Chile, Argentina o Uruguay, en la legalización del uso medicinal. Desde el mes de julio del pasado año es legal la importación y venta del aceite de cannabis medicinal. Los pasos han sido firmes. El 15 de diciembre la Cámara de Diputados sancionaba el decreto y el 5 de diciembre hacía lo propio el Senado. El 2017 acababa con la promulgación por parte del Presidente.

Control estatal del cannabis medicinal

La Secretaría Nacional Antidroga (Senad) se encargará de fiscalizar el cultivo, la producción y la importación de plantas o semillas.

El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) determinará, en exclusiva, los lugares de cultivo.

Del Ministerio de Salud Pública dependerán importantes órganos de control. La ley  establece la creación del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados (Proincumec), será el órgano que aplique el uso científico y medicinal de la marihuana en el país. Por el artículo 7 de la Ley, se contará con el Registro Nacional Obligatorio de Usuarios de Productos Derivados del Cannabis. En él tendrán que estar inscritas las personas e instituciones autorizadas para comprar, vender y consumir marihuana terapéutica. Enfermos de epilepsia refractaria y cáncer, entre otras, dispondrán de manera gratuita a estos medicamentos. El artículo 3 señala que la Dirección Nacional de Vigilancia de la Salud (DNVS), aplicará y trabajará conjuntamente con el Senad y el Senave. Además quien autorice los proyectos de investigación a centros públicos y privados.

Algunas universidades estarán facultadas para investigar los usos clínicos del cannabis medicinal, como la Universidad Nacional de Asunción.

Es posible la elaboración local de productos a base de cannabis terapéutico y sin embargo, la Ley no permite el autocultivo, reclamado durante todo el proceso de aprobación por Mamá Cultiva Paraguay.

En unos meses se comprobará cómo es de amplio el reglamento final de legalización del uso médico de la marihuana en Paraguay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí