Prevenga los hongos de su planta de marihuana

Resulta muy complicado eliminar los hongos una vez que aparecen. Vigilar atentamente la matera de cannabis y mantener una serie de cuidados salva muchos peligros.

0
Los hongos cambian el color y el aspecto de tu planta de marihuana

La prevención de hongos en tus autocultivos es esencial. No hay métodos infalibles, pero conseguirás reducir los riesgos. Controla los aspectos ambientales de tus plantas como la humedad, el calor o la falta de ventilación. El problema es que no avisan y los efectos pueden ser devastadores. Un cambio de color o de la forma de la planta es síntoma claro de que algo malo está pasando.

En exterior resulta más difícil pero aplica, en la medida de lo posible, los siguientes pasos para matas de interior.

Consejos sencillos

  • Limpia a conciencia todos los útiles una vez que terminas la cosecha, como macetas, guantes o tijeras. Puedes desinfectar con fungicidas o lejía al 5%.
  • También es conveniente que despejes el entorno, dejando espacio entre las plantes evitas que aparezca moho, ya que circula mejor el aire.
  • Utiliza ropa “segura” cuando entres a la zona de cultivo, evitando acceder con la ropa de la calle.
  • Elimina las hojas muertas y posibles restos en descomposición.
  • Es muy importante que la sala esté bien aireada.
  • Si vigilamos la ventilación facilitaremos el nivel de humedad relativa, que no debe superar el 50%. Para ambientes demasiado húmedos nos puede ser útil un deshumidificador para controlar mejor el exceso.
  • Realiza el riego a primera hora del día e impide así que se incremente la humedad por la noche.
  • La temperatura es otro de los aspectos que necesitamos controlar. No debe ser mayor de 25 grados centígrados.
  • Asegúrate que el sustrato que usas es de confianza. Haz lo mismo si empleas esquejes.
  • Presta especial atención al periodo del año. El otoño es muy propicio para la aparición del moho. Igualmente lo son el final de la floración y el secado del cannabis.

Síntomas de los hongos más frecuentes

  1. Oídio – aparece un polvo de color blanco o gris en las hojas y que después pasa a los tallos y las flores.
  2. Botrytis – se da en hojas, tallo y flor. Cambia a color gris o marrón y los cogollos se deshacen
  3. Fusarium – los tallos comienzan a pudrirse y las hojas amarillean y se marchitan
  4. Mildiu – surgen manchas amarillas y a diferencia del oídio el polvo blanco está en el revés de las hojas.
  5. Damping-off – el tallo pierde consistencia y se vence, cayendo y marchitándose.

 

Si sospechas que algo raro le está sucediendo a tu autocultivo de cannabis no lo dudes y acude a tu grow shop para consultarlo. De una detección temprana depende la salud de tu planta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí