Uruguay supera en cuatro meses los 15.000 pacientes de cannabis

Los registros se han triplicado desde que el pasado 19 de julio comenzaron a venderse en algunas farmacias sobres de hasta cinco gramos de marihuana

0
José Mújica, expresidente de Uruguay, impulsó una legalización avanzada a favor del cannabis
José Mújica, expresidente de Uruguay, impulsó una legalización avanzada a favor del cannabis

El registro de usuarios de cannabis medicinal en Uruguay ha superado ya los 15.000 pacientes en menos de cuatro meses, desde que el 19 de julio comenzó a ser legal la venta al público de esta sustancia en farmacias en sobres de hasta cinco gramos. La cifra triplica el número de registrados entonces (4.711 el 10 de julio), según datos del Instituto de Regulación y Control del Cannabis de Uruguay (Ircca).

Durante estos cuatro meses los usuarios han podido acceder a las variedades Alfa I y Beta I, la primera con un 2% de THC y alto contenido de Cannabidiol, y la segunda con una mayor preponderancia de la sativa y un componente también bajo de Tetrahidrocannabinol.

Dos variedades de cannabis más

Además de esas dos modalidades, próximamente los pacientes uruguayos registrados disfrutarán también la posibilidad de comprar en las farmacias las variedades Alfa II y Beta II M, más potentes que las anteriores en su valor de THC, el componente más psicoactivo del cannabis, informa El Salto.

Uruguay, contra la presión de los bancos

Pese a la ampliación de productos y los buenos datos del registro, los inicios del proceso de venta no han sido fáciles. En septiembre, El País informaba de los problemas que estaban encontrando las farmacias que vendían marihuana por la presión de los bancos internacionales. En concreto, un establecimiento de Montevideo renunció a la venta de los productos cannábicos después de que el Banco Santander amenazara con cancelar la cuenta bancaria.

Otras medidas de presión habrían llegado del brasileño Itaú y de Bank of America y Citibank hacia el Banco República de Uruguay (BROU) cuando éste trató de ayudar a las farmacias, ya que consideraban que utilizar dinero de la venta de cannabis no favorece la prevención del lavado de dinero.

El expresidente José Mújica, que lideró la legalización del cannabis de 2013, acusó a los bancos de cometer un atentado contra la democracia en el Senado uruguayo, al no respetar la legislación del país.

Uruguay disfruta de una legislación pionera en América Latina. El propio estado produce la marihuana y le pone un sello legal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario!
Escribe tu nombre aquí