EPILEPSIA Y CANNABIS

La epilepsia es una enfermedad del sistema nervioso que se produce debido a la actividad eléctrica anormal en el cerebro. Esta actividad produce en las personas una serie de convulsiones, que se conoce como ataques epilépticos. En estos episodios se puede presentar confusión temporaria, mirada fija, movimientos espasmódicos incontrolables, e incluso pérdida del conocimiento.

Cuando se habla de epilepsia refractaria es cuando los episodios epilépticos son tan frecuentes que imposibilitan la vida del paciente y no responde a ningún tratamiento o medicamento. Lo anterior no solo afecta la vida del paciente, sino también de su entorno familiar.

La epilepsia es una enfermedad del sistema nervioso que se produce debido a la actividad eléctrica anormal en el cerebro. Esta actividad produce en las personas una serie de convulsiones, que se conoce como ataques epilépticos. En estos episodios se puede presentar confusión temporaria, mirada fija, movimientos espasmódicos incontrolables, e incluso pérdida del conocimiento.

Cuando se habla de epilepsia refractaria es cuando los episodios epilépticos son tan frecuentes que imposibilitan la vida del paciente y no responde a ningún tratamiento o medicamento. Lo anterior no solo afecta la vida del paciente, sino también de su entorno familiar.

Aunque los estudios clínicos son pocos, los casos de pacientes y sus familiares abundan en todo el mundo y es gracias a ellos que se ha logrado avanzar en tratamientos con cannabis para la epilepsia. El CBD y el THC (siempre el primero en proporción mayor al segundo) son efectivos pues reducen la inflamación del cerebro y ayudan a evitar, o incluso detener por completo, los ataques. La presentación más común para tratar la epilepsia con cannabis es el aceite de CBD.

Noticias y Estudios

Productos